Ya tenemos terminado nuestro flamante sitio web, con su elegante nombre, y hasta conseguimos un hosting compartido donde alojar nuestro sitio.

Sin embargo, nuestro sitio va ganando popularidad y a medida que crece, vamos recibiendo algunas quejas de nuestros usuarios acerca de tardanzas en cargar la página, o simplemente nuestro sitio deja de responder.

Qué pasó? Nuestra aplicación estaba preparada para escalar, pero nuestro hosting no.

Los hostings compartidos suelen estar pensados para páginas sencillas, de poco tráfico, sus recursos son bajos y compartidos con otros sitios alojados ahí.
En cuanto comenzamos a ganar visitas, o a realizar operaciones complejas o costosas, su rendimiento caerá rápidamente.

Entra en escena el VPS o Servidor Privado Virtual:

  1. Recursos exclusivos (CPU, Memoria, disco, etc)
  • Optimizado especialmente para el sitio.

  • La última versión de las aplicaciones que necesita la página: PHP, MySql, etc.

  • Más seguro y rápido.

  • Escalable. Aumentar los recursos de un VPS es una cuestión de minutos.

  • Flexible. Puedes crear aplicaciones en lenguajes que un hosting compartido no te permite: Ruby, Node.js, o Python. La base de datos y el servidor web también pueden ser configurados para mejorar el rendimiento, imposible en un alojamiento compartido.

Y todo esto a un precio muy accesible!

Contratá nuestros servicios de hosting para tu página y le agregamos:

  • Cuentas de email con tu dominio.
  • Panel de control con estadísticas de rendimiento, uptime y analíticas.

  • Optimizaciones y actualizaciones constantes de seguridad y rendimiento.

  • Soporte de primer nivel.

Qué esperás para consultarnos?